Luis Veytia es un gran amigo al que quiero, respeto y admiro, por su tenacidad, por su lucha constante, por creer en sus sueños y hacerlos realidad

Conozco a Luis Veytia desde hace muchos años, y me da gusto ver  que ha pasado el tiempo y sigue siendo una persona sencilla, carismática, optimista y con un gran amor a los Ángeles, a Dios y a la vida.

A pesar de todo lo que le ha tocado vivir, él nunca se da por vencido y siempre está en busca de actividades que aporten cosa positivas a quienes lo rodean, y esto lo he podido constatar con sus alumnos, los cuales siempre se expresan muy bien de Luis, de  los consejos y la camaradería que en entre ellos.

Dos cualidades de Luis Veytia que admiro son, su fe y el amor que pone en todos lo que hace, estas particularidades se ven reflejadas en el libro “Acuario en el Laberinto”, una obra literaria que tiene como finalidad el que usted reflexione acerca de su vida, ya que la actividad diaria, los compromisos de trabajo, el ritmo que se vive actualmente, hace que poco a poco, se vaya perdiendo el niño que todos tenemos dentro.

“Acuario en el Laberinto”, nos enseña que siempre debemos tener el alma de niño, que es importante el no perder la fe, pero sobre todo que el amor  puede cambiarlo todo, este libro nos demuestra que la vida es una aventura, hay que vivirla intensamente, pero sobretodo disfrutarla con  la ingenuidad sin perder el entusiasmo y esa gran intuición que solo poseemos cuando somos niños.

Este libro bilingüe (español / inglés) representa un gran compromiso para Luis Veytia, estoy segura que superara sus expectativas y espero de corazón, sea un gran éxito.

Mi querido Luis, Dios te dio este Don, gracias por compartirlo con nosotros, sigue cosechando triunfos, sigue siempre hacia adelante, pero sobre todo sigue siendo un excelente amigo y un gran ser humano.

Que Dios te llene de bendiciones y a mí me siga bendiciendo con tu amistad.

Este texto esta como prólogo del libro Acuario en el Laberinto.